VERDADES Y MENTIRAS SOBRE EL SEXO Y EL CHOCOLATE

BLOG
17.08.17 Fiverooms Agency

Se ha hablado y mucho sobre que hay algunos alimentos que tienen mucho en común con el sexo. Son los alimentos considerados como “afrodisiacos”, pero,… ¿es verdad, o son solo leyendas urbanas?

Pues sí , existen estos alimentos llamados ‘afrodisiacos’ ya que excitan a la gente por sus nutrientes, los cuales tienen una función vasodilatadora o están implicados en un proceso de tipo hormonal y pueden ayudar a propiciar la excitación sexual.

Pero principalmente tenemos que tener en cuenta que lo que más influye para que estos alimentos tengan mayor efecto sobre nosotros, es la situación emocional en la que se consuma, pues el componente psicológico tiene que ver mucho con la consideración afrodisiaca del alimento.

Y uno de los alimentos considerados como afrodisiaco por excelencia es el chocolate. Hay razones científicas que confirman que comer chocolate te “hace feliz”. El chocolate está compuesto por más de 300 químicos naturales, algunos de ellos afectan el cerebro humano liberando neurotransmisores, los cuales son los responsables de nuestras emociones y de cómo nos sentimos.

Las semillas de cacao contienen teobrimina, una sustancia que presenta propiedades diuréticas y vasodilatadoras y de relajación muscular, y todos estos elementos están muy presentes en el sexo.

También contiene triptófano, un aminoácido esencial para la nutrición humana. Este es precursor de la serotonina, un neurotransmisor que actúa, entre otras cosas, en la inhibición del enfado, el humor, el sueño, la sexualidad y el apetito. Se ha comprobado además que también tiene un efecto sobre la capacidad que tenemos los humanos de enamorarnos y sentir amor por otra persona, además de servir para estabilizar el estado emocional ante situaciones de tensión.

¿Funciona igual en hombres y en mujeres? No. Por norma general se asocia a las mujeres como adictas al chocolate. Esto también tiene que ver con nuestro cerebro, ya que las mujeres tienen un mayor número de los receptores más comunes de la serotonina que los hombres.

Por lo tanto, ante un pequeño mal de amores, un disgusto o sentimiento de apatía, recurre a esa tableta de chocolate que tienes en la nevera. Porque sí, amiga. La tienes ahí guardada preparada para una situación de emergencia emocional.