Descubre qué es el eye tracking y por qué es útil

BLOG
26.10.18 Maria

¿Alguna vez has oído eso de “los ojos son la ventana al alma”? No sabemos si será así o no, pero es cierto es que dicen mucho más de lo que crees.

La frecuencia con la que parpadeas, cuánto se dilatan tus pupilas, qué recorrido hacen tus ojos cuando miras una imagen… aunque no le prestemos demasiada atención, todos estos comportamientos inconscientes revelan información que puede sernos de gran utilidad.

El eye tracking es una solución tecnológica que registra y evalúa los movimientos de tus ojos cuando miran una superficie concreta, como por ejemplo una pantalla. Esta tecnología se utiliza en varios campos, como la medicina y la psicología, pero también es de gran utilidad en publicidad o en marketing.

¿Para qué se utiliza el eye tracking?

Los datos que extraemos de las mediciones del eye tracking nos sirven para saber….

  • Qué es interesante para el usuario: gracias a los mapas de calor el eye tracking nos permite saber dónde y durante cuánto tiempo tiene fija la mirada el consumidor. Dependiendo de la duración sabremos si el usuario está interesado en lo que está viendo (si la mirada se mantiene fija durante un periodo largo) o si por el contrario no le interesa o no lo entiende (si mantiene la mirada durante poco tiempo). Esto nos permitirá saber qué puntos de la imagen son los más atrayentes para el usuario y comprobar si encajan con los que nosotros queremos destacar.
  • Si la imagen es clara y directa: el Gaze-Plot es una herramienta que marca las secuencias de los movimientos oculares según ocurren. La rapidez y la consistencia de estos movimientos nos dice cómo de atento está el usuario a la imagen. Cuando los puntos clave de información no están bien definidos, el usuario divagará mucho por la imagen. Por el contrario, si el usuario hace movimientos concisos, sabremos que la imagen es clara y está bien estructurada.
  • Si la imagen es compleja: Cuanto más rápida sea la frecuencia con la que parpadea el consumidor, menos atención necesitará prestar… es decir más sencilla será la imagen. Si el usuario pasa periodos largos sin pestañear, entonces quizá estás intentando mostrar demasiada información.
  • Si la imagen emociona: las herramientas de eye tracking nos permiten conocer el tamaño de nuestras pupilas y cómo se dilatan. Sabremos que la imagen te emociona de alguna manera, si al mirarla las pupilas aumentan de tamaño.

Aunque el eye tracking debe combinarse con otras herramientas de neuromarketing para poder contextualizar los resultados, es una técnica muy útil que puede aplicarse en muchísimos soportes. Es perfecto para conocer el impacto de los anuncios en soportes visuales, información sobre diseño web, merchandising, packaging, diseño industrial, marketing…

Ahora que ya sabes todas las bondades de esta nueva tecnología ¿no te apetece echarle un ojo? 😉