¿Cómo funciona tu cerebro en rebajas?

BLOG
09.01.19 Maria

Si sales por el centro estos días lo más probable es que te vuelvas a casa con más de una cosa que ni tenías previsto comprar ni necesitabas. Y es que, aunque las rebajas son la excusa perfecta para hacer compras que en otro momento se nos irían de presupuesto (como ese móvil con el que llevas tanto tiempo soñando), también es uno de los momentos más impulsivos del año.

Este click en el cerebro que hace que queramos comprar sin saber muy bien por qué está influenciado por muchísimos aspectos que motivan nuestro comportamiento. Cómo te sientes en la tienda es uno de los más importantes…. y estos son algunos de los factores que más te condicionan (aunque tú todavía no lo sepas):

La disposición:

Cuando entras a una tienda lo primero que se pone a trabajar es tu sentido de la vista. Por eso, cómo estén organizados los productos va a ser clave en tu toma de decisiones.

Si entras a una tienda con mucho espacio y con productos en vitrinas separadas, lo más probable es que salgas por donde has entrado… a no ser que fueses con las ideas muy claras. La amplitud crea sensación de exclusividad y unicidad (y como consecuencia, de precios altos). Por eso las firmas de diseño colocan los bolsos y los relojes en espacios aislados, y no es raro ver percheros con apenas 5 o 6 prendas.

En las rebajas sin embargo, todo está amontonado y desordenado. Esto no es casualidad: a diferencia de la amplitud, el agobio se asocia a precios asequibles, y esto nos hace comprar más.

La iluminación:

¿Alguna vez te has fijado que la zona de nueva colección tiene una iluminación diferente a la zona de rebajas? Esto es porque la luz influye, y mucho, en nuestra atención. La luz cálida atrae más que la fría, por eso, las zonas que se quieren resaltar suelen tener un ambiente más cálido, y las que se buscan dejar en un segundo plano son más frías. Cuando salgas de compras fíjate, ¿a que la zona de nueva colección tiene una luz mucho más blanca?

 El color:

¿A que nunca has visto un signo de ¡REBAJAS! en azul? No es casualidad. El color azul genera calma, y posiblemente si viésemos un signo de rebajas con este color pasaría desapercibido. ¡Como para fijarse con tanto mensaje promocional!

Si queremos llamar la atención, el rojo es nuestro mejor aliado. Los tonos rojos no solo generan impacto, sino que hacen que nuestra frecuencia cardiaca aumente, fomentando nuestra atención, y haciendo que nos sintamos atraídos a entrar en la tienda.

 El tacto:

Cuando vas de compras, tocas absolutamente todo lo que te gusta ¿verdad? A través del tacto se generan sensaciones muy positivas en las personas, y palpar los productos genera un fuerte sentimiento de posesión.

Durante los periodos de rebajas, las prendas suelen estar siempre en puntos muy accesibles, perfectamente colocadas al alcance de tu mano para que puedas sentir lo suave que es el jersey que te quieres comprar. Puede parecer una tontería, pero si lo tocas, es mucho más probable que acabes comprándolo.

Ahora que ya sabes estos truquitos, la próxima vez que tengas un impulso en rebajas, fíjate bien ¿percibes estos detalles?